• doslcomunicacion

Así somos

Badai, esencia mediterránea y, sobre todo, Mallorca. Esto es lo que os vamos a contar en este artículo: los inicios, valores y entidad de la marca. Como os explicamos en ¡Bienvenidos a Badai!, somos una madre y una hija que siempre intentamos buscar el lado bueno de las cosas, y como además contábamos con tradición joyera, decidimos lanzarnos a la piscina, o al mar, mejor dicho . Aquí os dejamos nuestra historia.

Tras un año muy conmovedor y atípico (en todos los sentidos), pudimos viajar a Mallorca de vacaciones, después de años sin volver, y la encontramos más bonita que nunca. Redescubrimos la isla por completo y el mediterráneo fue lo que nos disparó a hacer realidad esta aventura.

Mallorca, para nosotras, siempre ha sido y será nuestro hogar. Nacimos allí y, cómo no, tenía que formar parte de esta aventura. La tranquilidad, el olor del mar, la brisa, los colores, el bostezo despreocupado tras una siesta en agosto, esa manera reposada en la que se hacen las cosas, por eso se la conoce como la Isla de la Calma, nos ayudaron a bajar al papel todas estas ideas que rondaban nuestra cabeza y así empezó todo.

Esencia Mediterránea


Y con toda esta energía llegamos a Madrid, con muchísimas ganas de empezar y con un nombre claro. “BADÁY” que en mallorquín, significa bostezo y tenía que ser nuestro. Hicimos unos pequeños ajustes para que tanto fonética como visualmente se adaptasen a la marca y así nos quedamos con Badai. Queríamos que tanto el producto como el nombre de la marca reflejase la esencia de Mallorca, de nuestros orígenes, que fuese nuestro homenaje a Sa Roqueta.

Por esto, todas nuestras piezas tienen un significado y un nombre especial, todas y cada una de ellas están relacionadas con las islas. Los colores están inspirados en el color del agua del mar, los pinos, la arena…, es decir, en cada uno de los elementos que forman parte de nuestras costas.

La esencia mediterránea también se ve reflejado en el trabajo artesanal donde están elaboradas nuestras joyas. Apoyamos y valoramos el “hecho a mano” ya que consideramos que humaniza nuestras piezas, y desde este momento, cada una de ellas empieza a escribir su historia, que continúa contigo.


Valor

¿Has mirado alguna vez el joyero de tus abuelas o tu madre? Seguro que cada una de las piezas que componen él mismo están relacionadas a un recuerdo, a un momento mágico, a una historia que es lo que las hace únicas. Desde un regalo de cumpleaños, el nacimiento de un hijo/a hasta cualquier acontecimiento importante, seguro que si le preguntas a ellas, te pueden contar el origen de cada una de sus joyas. Y eso es lo que nosotras queremos recuperar.

Nuestro sueño era crear una marca de joyas minimalistas, que inspiren, clásicas (aunque con un toque diferente), pero nuestro valor añadido y principal en este proyecto es que, cada una de las piezas, tenían que escribir una historia, formar parte de algo muy propio.

La calidad y el cuidado con el que están fabricadas nuestras joyas harán que cada una de ellas formen parte de tu historia y que pase a otras generaciones para seguir formando parte de la historia.

¿Empezamos?



48 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo