• doslcomunicacion

Tendencias a todo color

Si definimos las tendencias de esta temporada con una palabra sería: recargado. La discreción en joyería, como la tendencia minimalista, ha quedado a un lado para adentrarse en un universo lleno de color en el que no hace falta esconder nuestras joyas o que pasen desapercibidas. La vitalidad del color ha hecho que las joyas sean un punto fuerte para la unión de las tendencias. ¿A quién no le apetece una joya llena de vitalidad?


El relevo generacional ha sido un punto de inflexión en la industria y el enfoque de esta, pasando así a dar un mayor protagonismo al color, el made in Spain, marcas con valores, piezas sostenibles… que se han convertido en el nuevo punto de partida en la industria joyera. Sin dejar de lado la atemporalidad de algunas piezas que hacen que puedan pasar de generación en generación.


Las gemas naturales de color (preciosas o semipreciosas), son un producto escaso que está seleccionado con el máximo cuidado y aportan valor a cada una de las piezas. La magia de estas joyas perdura en el tiempo haciendo, aún si cabe, mucho más especial cada una de ellas.


¿Quién no apostaría por una joya de color en su joyero?


Aporte de vitalidad

Las joyas de color aportan vitalidad en nuestro día a día, nos provocan un subidón de emociones cuando las lucimos en nuestros looks. El color aporta energía y hace que nos sintamos más seguras de nosotras mismas, dándonos un chute de energía y potenciando nuestro estilismo.




Prendas lisas con un toque de color


Siempre se ha dicho que un toque de color realza cualquier momento de nuestra vida, y en la joyería no iba a ser menos. Las joyas de color aportan un toque de sofisticación y luz a cualquier prenda lisa o combinación minimalista a la hora de vestirnos, ese toque especial que hace que sea una combinación de diez.



La nostalgia de los 90 vuelve


La década de los noventa fue la década del color. La sencillez quedó a un lado para dar paso a los maxi volúmenes y a las piezas más arriesgadas. Fantásticas, icónicas o mágicas pueden describirse a estas joyas, lo que hace que las tendencias nunca desaparezcan sino que al cabo de los años vuelvan a nuestro vestidor y recordemos lo que un día nos hizo soñar. ¿Te vas a quedar sin escoger una joya con piedra de color para la próxima década?



Las joyas naturales son una inversión atemporal


Aunque parezca una contradición, es posible y adecuado invertir en joyas con piedras de color. La volatilidad de los cambios en las tendencias hacen que seamos un poco reticentes a la hora de elegir el color como inversión, pero las gemas preciosas hacen que sean una de las mejores decisiones que podemos tomar. Su atemporalidad es igual de válida que la de los diamantes, además, estás tiene un punto de exclusividad por su escasez o pieza única, ya que no hay dos piedras iguales.





Podemos concluir con que las joyas con piedras naturales de color en estos momentos son tendencia, pero también debemos de considerar que esta tendencia es más que atemporal por las connotaciones que hemos visto, ya que una joya, sea como sea siempre es una inversión en el tiempo, por ello, no dudes en hacerte con una pieza que tenga tu color preferido.








26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo